18 personas comparten detalles sutiles que demuestran que alguien es una “mala persona”

Es mejor reconocer lo más pronto posible a las “malas personas”.

Sin meternos en conversaciones demasiado profundas sobre qué es el bien y el mal, podríamos decir que las malas personas son aquellas que presentan actitudes negativas de forma continua. La realidad es que todos podemos pasar por malos momentos en los que no sacamos a relucir las mejores facetas de nosotros mismos. Pero en la mayoría de los casos esto suele ser algo pasajero, y con el paso del tiempo regresamos a nuestra buena conducta.

Pexels

Son embargo, existen personas que parece que viven haciendo daño a los demás la mayor parte del tiempo. No es fácil tratar con gente así, por lo que el mejor consejo que podemos dar es intentar poner un límite en la convivencia con ellas. Siempre que sea posible, lo mejor es mantener la distancia.

Idealmente, deberíamos reconocer a las personas que pueden dañarnos, como primer paso para mantenernos a salvo. Pero en ocasiones esto resulta difícil, ya que son capaces de parece inofensivos. A veces, sus actitudes negativas pueden parecer pasajeras, o que son respuesta a una situación concreto. Lo cierto es que, en muchas ocasiones, simplemente no nos damos cuenta.

Pero muchas de estas malas personas pueden tener características identificables. En Reddit la gente ha opinado al respecto, y muchas de las contestaciones tienen detalles en común: las malas personas son expertas en culpar a los demás de sus problemas, reaccionar de forma desproporcionada a las acusaciones de los demás,  y ser muy pero que muy envidiosas.

Atento a estas 18 “banderas rojas” que pueden ayudarte a identificar a las personas tóxicas de tu vida.

1.

Nunca se sienten responsables de sus acciones. Da igual la situación, siempre es la culpa de otra persona. Fuente.

2.

Cuando alguien es malo escuchando, y en cambio siempre quiere hablar de sí mismo. Parece una cosa insignificante, pero es indicativo de una falta de empatía. Es un signo temprano de toxicidad. Fuente.

Pexels

3.

El otro día me abstraje pensando sobre mis cosas en el trabajo, mientras estaba sólo en la sala de descanso. De pronto, un compañero de trabajo está chillando, con una voz que solo puedo describir como absolutamente llena de furia, a dos centímetros de mi oreja: “¡HOOOLAAA! ¿¡No me OYES!?” Casi me caigo del susto, y después veo que tiene una taza en la mano y me dice con dulzura y una gran sonrisa “¿sabes si esto tiene cafeína?” No sé lo que pasó, pero fue una señal de que no es una buena persona. Fuente.

4.

Esas personas que cuando alguien alcanza algún hito o tiene un problema, intentan superarle a toda costa. Por ejemplo, cuentas que te rompiste la mano cuando tenías 5 años, y se ponen a hablar sobre cómo cuando nacieron se rompieron sus piernas. Cuando apruebas un examen complicado y estás contento, y se ponen a hablar de que sacaron un 97% a pesar de no haber estudiado en absoluto. Es como si tuvieran que hacer sentir a los demás insuficientes e inferiores todo el tiempo. Fuente.

5.

Gente que dice “no tengo filtro…” Suele coincidir con personas que hacen cosas maleducadas porque “la gente no se atreve” a hacerlas. Fuente.

6.

Trata mal a animales o a trabajadores de servicio. Fuente.

Pexels

7.

Nunca se disculpan, y si lo hacen su “disculpa” la realizan de manera que suene como si se arrepentieran, pero en realidad te están culpando a ti por tu reacción, por ejemplo, “lamento que te hayas sentido así” en vez de “lamento que mis acciones te hayan hecho daño”. Fuente.

8.

Prestarles dinero y que nunca piensen en devolverlo. Fuente.

9.

Cuando alguien asegura que todas sus amistades acaban terminándose, y no pueden entender por qué, generalmente es por su culpa. Tu amistad con esa persona terminará de la misma manera. Fuente.

Pexels

10.

Puedes fijarte en cómo hablan sobre los demás, porque es exactamente así como hablarán con otros sobre ti. Fuente.

11.

Solo interactúan contigo cuando es conveniente para ellos, y nunca se alegran de los éxitos de los demás. Fuente.

12.

No devolver el carrito de la compra. Cuando conocí a esta chica, acababa de leer este consejo y me hizo pensármelo dos veces, pero pensé que quizás era una tontería.

Pero resultó que no, realmente es indicativo de una falta de atención a los demás. Era muy inteligente, pero incapaz de comprender que el mundo no está construido de manera perfecta. Cuando metía la pata decía “me quieres…”, pero cuando metía la pata yo me llamaba estúpido. Fuente.

Pexels

13.

Cualquier persona que te dice que no va a cambiar nunca. Para mi, significa que se niegan a crecer como personas. Fuente.

14.

Si alguien intenta desarrollar demasiada cercanía emocional contigo cuando te acaban de conocer, ten cuidado. Puede que luego lo usen para manipularte para sus propios propósitos.

Intentan desarrollar una intimidad emocional a un nivel que no es apropiado para desconocidos. Como compartir algo demasiado personal sobre ellos mismos nada más conocerte, o preguntarte cosas demasiado personales. Fuente.

15.

Les parece divertido bromear públicamente con algo personal que les has contado en confianza, y si no estás cómodo con ello o no te hace gracia tienes que superarlo. Pero cuando tú respondes en represalia con alguna broma inocente, es “agresivo” y “no es divertido”. Me saca de quicio… Fuente.

16.

Trabajo como terapeuta con pacientes que la mayoría de la gente considerarían malas personas. Creo que a una persona le definen algo más que sus errores del pasado. Gracias a esta creencia, puedo tratar a todos mis clientes con el respeto y la esperanza necesaria de cara a su rehabilitación. Fuente.

Pexels

17.

Mi padre es incapaz de responsabilizarse de sus acciones, y mi mayor miedo es terminar siendo como él. Por ejemplo: mi hermano mayor hace tiempo que le excluyó de su vida. Mi padre me dijo que tenía una nota que le gustaría que le diera a mi hermano, un último intento de recuperar el contacto con él. Pensé que sería una nota de disculpa, en la que quizás admitiría sus errores, o su arrepentimiento hacia ciertas cosas (por ejemplo, intentar estrangularle cuando era un niño).

Pero no. La nota simplemente decía, con la letra y gramática terrible de mi padre: “¿Por qué no contactas a mi? ¡Nunca intenté hacerte daño!” Lo único que quería era culpabilizar de todo a mi hermano. Odio a mi padre. Fuente.

18.

Cuando una de cada dos frases es algo como “soy una buena persona”, seguramente no es una buena persona. Las buenas personas normalmente no sienten la necesidad de mencionarlo en cada conversación. Fuente.

Pexels

Y tú, ¿qué crees que diferencia a las malas de las buenas personas? Cuéntanoslo en los comentarios.