18 personas comparten las razones más estúpidas que les ha dado su ex para volver juntos

Ventajas y desventajas de volver con tu ex.

¿Más vale malo conocido que bueno por conocer? O, dicho de otra forma: ¿regresarías con tu ex? Por supuesto, hay casos de relaciones sentimentales funcionan a la perfección en la segunda vuelta. Pero lo más habitual es que pasen por un trance peor que en la primera ruptura. Además, con el reproche de que esta vez sabías dónde te metías.

Pexels

Para representar todos los puntos de vista, hay que hablar de los puntos a favor de regresar con una pareja anterior. Para muchos, es un acto de madurez que significa que pueden estar listos para dar pasos hacía la estabilidad. Siendo optimistas, no cometerán los mismos errores otra vez, y la relación será más transparente. La frase “quien no conoce la historia está condenado a repetirla”, cobra un nuevo significado cuando se habla del amor, pero si una pareja se aventura a intentarlo de nuevo es porque fueron felices, ¿no?

El problema es precisamente la tendencia a pensar que las cosas serán tan maravillosas como antes. Con el tiempo, es probable que ambos tengan nuevos intereses, que hayan cambiado su forma de ver la vida, o que ya no se entiendan como antes.

Pero no solo eso: hay gente que, sencillamente, no se merece una segunda oportunidad. Algunos de ellos son los protagonistas de esta recopilación, con el agravante de que, además, eligieron la peor manera para intentar volver con sus ex. Atento, porque esta es una recopilación de todo lo que no se debe hacer y decir cuando estás pensando en regresar con una pareja anterior.

1.

Me dejó después de haberme estado haciendo una especie de ghosting tras dos años juntos. No se presentaba cuando habíamos quedado, y después me enviaba un mensaje pidiéndome disculpas y diciéndome cosas cariñosas, para después ignorar mis llamadas durante toda la semana. Cambió su estado de Facebook a “soltero” así que pensé que habíamos terminado y le borré.

Un año después me escribe un mensaje diciéndome que lo siente, que quería hablar y responder a cualquier pregunta que tuviera, y que se arrepentía de lo que hizo porque yo era la segunda mejor novia que había tenido. Os lo juro. Le dije que no necesitaba sus respuestas y que no quería ser su amiga. Nunca me volvió a molestar. Fuente.

Pexels

2.

Ella me engañó. Le dije que adios, que se fuera de mi casa. Lo hizo, se mudó con el otro. Unas semanas más tarde apareció con su gato y algunas pertenencias y me dijo que había cometido un error, que quería volver porque “necesita que le cuide”.

Perdona, ¿qué? ¿Quieres que volvamos a vivir juntos mientras me engañas y a la vez me pides que te cuide? Fuente.

3.

Suena mi teléfono: “Eh, solo quería que supieras que esta tarde me caso, y que estoy embarazada, así que es tu última oportunidad…”

Dos años después, suena mi teléfono: “Vuelvo a estar embarazada y me vuelvo a casar… esta vez sí que es tu última oportunidad…” Fuente.

4.

“Si rompemos, tarde o temprano me pedirás que te devuelva el portátil, y lo uso para la escuela, así que tendré que abandonar los estudios y mis hijos se criarán en la pobreza. ¿Realmente quieres ese peso en tu conciencia?” Fuente.

Pexels

5.

Una vez conocí a un hombre que literalmente talló mi nombre en su mano. Me dijo que lo hizo porque no se podía permitir un tatuaje. Cuando rompí con él, me dijo: “pero, ¡tu nombre está tallado en mi mano!” No estoy segura de si eso tenía que convencerme de que me quedara, o si, en ese momento, se dio cuenta de lo estúpido que era. Fuente.

6.

“Mi nueva novia es horrible… te echo mucho de menos. A veces me arrepiento de haberte dejado. Tú eres mucho mejor que ella. Para que lo sepas, voy a dejarla muy pronto. Cuando volvamos de vacaciones, porque estoy usando sus puntos para comprar mi billete”.

Hay muchas cosas que estaban mal con su discurso. Las vacaciones eran dentro de dos meses. Le dije que “había sido su decisión” para no sentirme mal conmigo misma por el hecho de que me echara de menos, y nunca volví a hablar con él. Fuente.

7.

Una ez me dijo una vez que si no volvíamos me denunciaría. Resumiendo, ahora soy el orgulloso poseedor de una victoria en un juzgado. Fuente.

8.

Decidió hacer un gran gesto romántico para mi cumpleaños, que fue 6 meses después de nuestra ruptura. Hizo una tarta con al forma de Australia. Hizo que me lo enviaran dentro de un baúl cerrado, las llaves estaban en la tarjeta de felicitación.

Era una referencia a una letra de Dr. Horrible’s Sing-a-long blog: “puede que llore, pero sus lágrimas se secarán cuando le de las llaves de una nueva Australia”.

Esto sucedió después de haber descubierto que había estado engañando a su pareja conmigo, y que yo hubiera empezado a salir con otra persona. Fue dolorosamente incómodo.

Por cierto: la tarta estaba seca. Fuente.

Pexels

9.

Rompí con él después de 3 años. Su gran gesto para volver conmigo fue un e-mail en el que decía que no podía vivir sin mi, finalizando con: “Ahora entiendo que no eres una cualquiera. Por eso te traté como lo hice. Pensé que eras una cualquiera, pero ahora veo que no”. Wow… ¡mi corazón se acelera! Fuente.

10.

Un mes después de romper, empecé a salir con otro chico. Mi ex me dijo que si volvía con él se cortaría el pelo como mi novio actual, se vestiría como mi novio actual, y se comportaría exactamente como mi novio actual. Fuente.

11.

Me dijo: “Echo de menos al chico que solía conocer”, y entonces se dio la vuelta y se marchó. Un rato después me envió un mensaje: “Quería que corrieras detrás mía”. Fuente.

12.

“Ya sé que ha pasado un año, pero le he pedido salir a otras 4 chicas y todas han dicho que no. Así que pensé que tenía que intentarlo otra vez conmigo”. Fuente.

Pexels

13.

Intentó que no le dejara preguntándome qué día era. Me sorprendió escuchar eso porque hacía exactamente un año que habíamos empezado. Le respondí: “Es el 5 de diciembre”. Me dijo: “Por favor, quédate conmigo hasta Año Nuevo”. ¿Para seguir en este desastre de relación tres semanas más? No, gracias.

El mismo ex más adelante intentó volver conmigo diciéndome que era fea y que no conseguiría estar con otro hombre ni por todo el dinero del mundo. Cuando le pregunté cómo había conseguido tolerarme durante tanto tiempo, contestó: “¡Te podría haber tolerado el resto de mi vida!” Romántico. Fuente.

14.

“Soy la única persona a la que le gustas.” Fuente.

15.

Me quizo hacer el típico truco del embarazo falso para seguir conmigo, el problema es que yo era la mujer. No estoy seguro de cómo pretendía convencerme de que yo estaba embarazada… Fuente.

Pexels

16.

“¡Entonces no te amaba, pero ahora sí te amo!”

A ver, me pusiste los cuernos hace dos días. Fuente.

17.

Me dijo: “Creo que ahora mismo ninguno de los dos tenemos la claridad mental suficiente para salir con otra gente. Por favor, vuelve a casa. Trae McDonalds.” Fuente.

18.

“Vale, ya sé que estuvo mal dejarte mientras estabas en cuidados intensivos, pero es que me estabas deprimiendo. Ahora estás mucho mejor, así que no me importa volver.”

Estuve en estado crítico y tuve varias operaciones de emergencia a lo largo de 5 semanas, él me dejó por teléfono mientras hablaba desde la cama del hospital. Después de que me dieran el alta esperó dos meses, e intentó volver conmigo. Ah, y nunca me visitó, dijo que no quería verme así porque “no estaba atractiva”. Fuente.

 

Pexels

Y tú, ¿has tenido algún ex digno de aparecer en esta recopilación?