web analytics

18 situaciones con un giro argumental tan inesperado que se podría adaptar para un guión cinematográfico

A veces parece que la vida se vuelve rutinaria, y que los días, las semanas y los meses pasan a toda velocidad sin que nos suceda nada interesante. Por mucho que odiemos los imprevistos, tienen una cosa positiva: numerosos estudios han demostrado que las situaciones inesperadas nos ayudan a recordar nuestro pasado de una forma más vívida.

Pexels

Por tanto, podría decirse que las sorpresas con fundamentales para que nos sintamos más vivos. Lo saben bien nuestros protagonistas, que se encontraron inmersos en situaciones con giros argumentales dignos de una serie de Netflix. Anécdotas que parecen completamente mundanas, pero que terminan adentrándose en el terreno de lo inesperado. Esperamos que te diviertan sus historias, ¡y que te animen a abrirte a lo inesperado!

1.

Mi tío acaba de enviar un mensaje en el grupo familiar pidiendo dinero. Le envié un mensaje privado pidiéndole los datos bancarios para poder depositarlo. Me respondió diciendo que en realidad no necesita dinero, que lo dinero para que nadie de la familia se lo pida a él. Fuente.

2.

Hay un alumno que siempre es muy simpático conmigo en clase, pero a veces por los pasillos me saluda súper entusiasmado y otras cuando le saludo me mira como con cara rara. Hoy me he enterado de que llevo meses en los que a veces al que saludo es a su gemelo. Fuente.

Pexels

3.

Fui a almorzar con amigos y vi a mi marido en el mismo restaurante. Iba a saludarle, pero estaba mirando su teléfono, así que le miré. Él estaba sonriendo mientras escribía.

Entonces, mi teléfono sonó. Y era un video que envió de un perro luchando con una manguera de agua. Esto es amor. Fuente.

4.

Mi hija de 8 años conoció a una chica en un campamento de verano el año pasado llamada «Internet». Dije que de ninguna manera, ese no puede ser su nombre, pero mi hija fue inflexible. Durante casi un año hemos tenido esta discusión.

Antoinette. Me acabo de enterar que su nombre es Antoinette. Fuente.

5.

Una mujer en la biblioteca pidió prestado mi cargador. Lo usó durante una hora más o menos, luego me dijo «gracias, agrégame a Facebook» y literalmente me guió a su perfil para hacerlo, observando mi portátil por encima del hombro. Le envié una solicitud porque me pareció incómodo no hacerlo, y ahora veo que rechazó la solicitud. Fuente.

Pexels

6.

Primer día de clases, nos levantamos, desayunamos, acompañó a mi hijo hasta la esquina de la escuela, le abrazo, le beso, «te amo mucho hijito feliz segundo año», «yo también». Vuelvo a casa. Mensaje. «¿Me habéis matriculado? ¿Tenéis el comprobante de inscripción?». Fuente.

7.

En la universidad me caí de mi litera y me rompí ambas piernas y un brazo. Años más tarde, en una cita, hice una broma sobre ser torpe y el tipo me dijo que no podía compararme con una chica que su hermano enfermero atendió una vez… que se cayó de su litera y se rompió todos los huesos. Era yo. Fuente.

8.

Salgo del ascensor en mi hotel, camino hasta mi habitación, y justo en ese momento la señora de la limpieza abre la puerta al salir. Naturalmente, me deja entrar. Me tiro en el sofá durante 15-20 minutos. Después, voy al armario y hay un montón de ropa desconocida. No era mi habitación, me había bajado en el piso equivocado. Fuente.

Pexels

9.

Tuve que comprar una lavadora-secadora nueva, y los muchachos que la instalaron me preguntaron: «¿No hiciste este regalo de Navidad para tu esposa, verdad?»

«No»

«Porque el chico de la última casa lo hizo, y no veas la que se lió, amigo». Fuente.

10.

Estaba una señora en un banco echando pan a las palomas, y se acerca mi perro sigilosamente…

Ella: Claro es que es cazador.

Yo: No, es que él también quiere pan. Fuente.

11.

Estaba hablando por teléfono con un técnico informático y tenía una voz realmente agradable… Así que empecé a buscarle en el portátil para poder ver su rostro… olvidándome por completo de que él estaba conectado remotamente al ordenador, y podía ver todo lo que estaba haciendo. Fuente.

Pexels

12.

Mi mamá y yo estábamos en el coche, y decidí llamar a mi abuela. Me dijo: «Hola cariño, no puedo hablar ahora, acaba de llamar tu mamá a la puerta». Le dije: «Abuela, estoy conduciendo con mi mamá ahora mismo». Mi abuela solo contestó: «Oh, maldita sea, me pillaste, simplemente no quiero hablar». Fuente.

13.

Una vez, un cliente en Starbucks me pidió que le ayudara a enviarle un mensaje de texto a una chica que realmente le gustaba, para poder invitarla a salir. Me preguntó si quería ver una foto de ella y le dije que sí, obviamente. Entonces le dio la vuelta al teléfono y la cámara estaba mirando hacia mí. Sinceramente, el mejor trabajo que he visto. Fuente.

14.

Fui al cine anoche. El hombre sentado delante de mí tenía a su perro con él. El perro parecía realmente absorto en la película. Cuando terminó la película, le dije: «Esto puede sonar extraño, pero parece que a tu perro realmente le gustó». Me contestó: «Sí, a mi también me sorprendió, odió el libro». Fuente.

Pexels

15.

¿Mi mejor trabajo actoral hasta la fecha? Fue ayer cuando me di cuenta de que estaba caminando en la dirección equivocada, y aunque no me estaba mirando nadie fingí recibir un mensaje de texto que lo cambiaba TODO y me OBLIGABA a dar la vuelta y caminar hacia el otro lado. Fuente.

16.

Hice match con un tipo en Tinder, me invitó a su casa y le dije que no porque yo no sabía si él era un asesino en serie. Me dijo que no era, y yo le dije que eso es exactamente lo que diría un asesino en serie. Me dio unmatch inmediatamente. ¡Definitivamente asesino en serie! Fuente.

17.

Mi marido y yo llamamos a mi dulce abuela de 85 años para decirle que conseguí un nuevo trabajo.

Nos felicitó, habló un rato y luego colgó.

Más tarde me llamó para decirme que debería abrir una cuenta bancaria secreta y nunca contarle nada a mi esposo.

Mi abuela es intensa. Fuente.

Pexels

18.

Mi papá me invitó a almorzar. Le respondí que sí, y me dijo que se confundió de chat. Fuente.

Y a ti, ¿qué es lo más inesperado que te pasó esta semana?