Amenazan a una madre delante de su hija por llevar los pantalones “demasiado cortos”

La mujer lo grabo todo y lo compartió a través de sus redes sociales.

Hay gente que le da mucha importancia a vestir de la manera adecuada para cada situación. Conocer etiqueta en los eventos puede hacer que la primera impresión de una persona hacia los otros invitados sea la mejor posible. Pero una cosa es llevar la ropa adecuada a una entrevista de trabajo, o a un evento de gala… y otra muy diferente no poder vestirte como te de la real gana cuando estas pasando el día con tus hijos en un parque de atracciones.

Pexels

Si no, que se lo digan a nuestra protagonista de hoy. La mujer se encontraba visitando un parque de atracciones cuando, de la nada, una supuesta agente se acercó a ella y, delante de su propia hija, la amenazó por llevar unos pantalones demasiado cortos. Afortunadamente, la mujer lo grabo todo y lo compartió a través de sus redes sociales, donde todos se pusieron inmediatamente de tu parte. Además, se llevó una gran sorpresa cuando le enseñó el vídeo a la policía…

Esta mujer, Bailey Breedlove, se encontraba el 30 de abril disfrutando en un parque de atracciones al que había ido a pasar el día con su pareja y su hija. El día había transcurrido con total normalidad para ellos, hasta que de pronto se le acercó una supuesta oficial de policía.

Primero le dijo que no estaba permitido que su hija se tirase rodando por una de las colinas del parque. Algo que Bailey aceptó sin protestar, a pesar de que en ningún momento había quitado los ojos de encima a la niña y se había asegurado de que no corría peligro. Sin embargo, eso no fue todo: segundos más tarde, comenzó el enfrentamiento entre Bailey y la supuesta oficial de policía cuando esta le dijo que le iba a multar por llevar unos pantalones demasiado cortos.

Facebook

Bailey no podía creer lo que estaba escuchando. La joven, indignada por lo sucedido, decidió contar su historia tanto en TikTok como en Facebook, donde comentó lo siguiente: “Me agarró del brazo para darme la vuelta y procedió a decirme que mis pantalones cortos eran demasiado cortos”.

Además, aseguró que a continuación “apareció el gerente, y comenzó a avergonzarme”. “Me dijeron que tenía que ir a comprar pantalones cortos nuevos y no estoy obligada a comprar nada que no quiera”, dijo Bailey indignada.

Se negaron a identificarse.

Cabe destacar que su hija de tan solo 11 años estuvo presente durante toda la discusión, y de hecho puede verse en el vídeo que lo pasó realmente mal. Como consecuencia de la situación tan incómoda que estaba viviendo, no paró de llorar en ningún momento.

El vídeo que compartió en su perfil de TikTok acumula ya más de dos millones y medio de visualizaciones. En su perfil de Facebook aseguró que su “experiencia allí fue traumática”. Además, en Facebook reveló que estos supuestos policías la escoltaron hasta la entrada.

Cuando Bailey y su pareja les pidieron los números de placa, “no nos los proporcionaron”. “Estaba aterrorizada de ir a la cárcel por un par de pantalones cortos. Sus oficiales hicieron llorar histéricamente a mi hija de 11 años pensando que su madre estaba a punto de ser detenida”, contó la mujer, que estaba especialmente molesta por este motivo.

Giro de argumento: resultó no ser oficial de policía.

Además de compartir lo sucedido en su perfil de Facebook, también fue a hablar con la policía de Oklahoma City. Cuando les enseñó el vídeo que había grabado en el parque de atracciones, para su sorpresa el jefe del departamento les dijo que la mujer del parque no es oficial de policía. Les pidió que denunciaran lo sucedido.

Por lo que parece, esta persona simplemente se había comprado un uniforme y hecho pasar por un oficial de la policía. Por ese motivo, no quiso enseñarle su identificación: carecía de ella.

Después de hablar con la policía, Bailey ha pedido al parque de atracciones Six Flags que le devuelvan el dinero que gastó en el parque “por el trauma causado a mi familia por un par de pantalones cortos en un día caluroso. No dejaré que esto pase ya que estamos en 2021 y no en la escuela secundaria. Hemos contactado con el departamento de policía de Oklahoma, así como con un abogado”, zanjó.

Lo peor de todo es que la empresa no solo no le reembolsará el dinero, sino que ha prohibido la entrada de Bailey en sus parques de atracciones durante 5 años.

Y a ti, ¿qué te parece?