14 internautas cuentan las peores meteduras de pata durante una clase por Zoom

Para muchos, utilizar Zoom siempre estará ligado al confinamiento por la Covid-19. Para bien y para mal, la pequeña empresa californiana Zoom Video Communications le debe mucho a la pandemia: la crisis sanitaria provocada por el coronavirus le ha llevado a convertirse en una de las aplicaciones más conocidas.

“Nadie podía prever que Zoom iba a vivir un crecimiento tan extraordinario en estos meses”, dijo recientemente Abe Smith, responsable de Internacional de Zoom. “A finales de 2019 teníamos 10 millones de participantes diarios , en marzo subimos a 200 millones y a 300 millones en abril”, reveló. Un éxito con pocos precedentes.

Pero aunque ha demostrado ser una herramienta útil para dar y recibir clases en directo, también ha recibido muchas críticas. Concretamente, se ha puesto en entredicho su nivel de seguridad y privacidad. Por ese motivo, en abril Bill de Blasio, alcalde de Nueva York, anunció que las escuelas públicas de la ciudad dejarían de utilizarla para dar clases vía teleconferencia.

Otros problemas de Zoom son más mundanos. Las circunstancias en las que se producen estas clases de manera remota, y la poca experiencia de algunos con la herramienta, han provocado situaciones que han terminado convirtiéndose en fenómenos virales.

Uno de los gazapos más comentados fue el de Francisco Ignacio Delgado Bonilla. El exalcalde de Vélez Málaga, ahora concejal del Partido Popular, participaba a principios de mayo junto a otros 24 concejales en un pleno virtual. En plena videollamada, se levantó y desapareció de la imagen, mientras otro concejal tenía el turno de palabra.

Pronto quedó claro a dónde se dirigía: se llevó el micro encendido, de manera que todos los participantes de la teleconferencia se convirtieron en testigos… del inconfundible sonido de su micción. Todos intentaron aguantar las carcajadas, mientras algunos se llevaban las manos a la cabeza.

El potencial de Zoom para crear situaciones de este tipo ha llevado a un internauta a preguntar en Reddit por las peores meteduras de pata durante clases en directo. Y el resultado no ha decepcionado: aquí os dejamos algunas de las mejores respuestas, pero no dudes en entrar en el hilo completo para disfrutar de este catálogo de sucesos hilarantes.

1.

Tenía que defender mi tesis a través de Zoom, y muchos profesores aparecieron en la teleconferencia como espectadores. Mi tesis era sobre la respuesta inmune a los parásitos de los peces . Un profesor se unió tarde y olvidó apagar el micro, así que nos regaló esta joya:

“Shhhh. Mami está aprendiendo sobre los parásitos de los peces, que es lo que vas a pillar si no dejas de mear en el estanque koi.”

Enlace

2.

La madre de un estudiante empezó a gritarle: “Baja el maldito volumen, estoy harta de escuchar tus clases todo el día, ve a la terraza y continúa allí o simplemente deja la maldita universidad” además de una serie de improperios. Nuestro profesor le apagó el micro así que no sé qué paso después.

Enlace

Pexels

3.

Estaba en una reunión con mi clase el primer día de escuela, y olvidé apagar el micro. Entonces empecé a hablar como un bebé a mi gato, que estaba en mi regazo en ese momento. Vergonzoso.

Enlace

4.

La madre de una chica: “¿Con quién demonios estás hablando en el ordenador tan temprano?” Y repitiendo la misma pregunta una y otra vez.

Profesor: “Creo que tienes el micro encendido.”

Enlace

5.

Llamada de Zoom. La profesora de Literatura nos estaba reteniendo unos quince minutos después de que la clase hubiera finalizado. Dijo algo así como que siguiéramos “trabajando arduamente”, y respondí “como vuelta a decir OTRA VEZ la palabra “arduamente”, te juro que voy a PERDER LA CABEZA.”

No había apagado el micro.

Enlace

6.

Cuando estaba en un campamento online de Álgebra, el profesor olvidó apagar el micrófono mientras hacíamos unos problemas. Dijo “odio las malditas matemáticas.”

Enlace

7.

Una chica olvidó apagar su micrófono y empezó a gritar en chino a sus padres. Ojalá entendiera lo que dijo. Tras unos minutos, se la escuchó jadear sonoramente al darse cuenta de que no había apagado el micro.

Enlace

Pexels

8.

En una de mis clases, una chica escribió en el chat de Zoom “esto es aburrido de narices” sin darse cuenta de que el profesor podía leerlo.

Enlace

9.

En una clase de matemáticas, estábamos haciendo un examen, para el que teníamos que tener el micro encendido —su manera de prevenir las trampas. Una chica olvidó que su micro estaba encendido y empezó a cantar “Stand By You” de Rachel Platten a pleno pulmón. Cantó la canción completa, y todavía estaba tarareándola cuando terminé el examen y abandoné la llamada.

Enlace

10.

Tengo una.

Acababa de hacer 8 horas de llamadas de Zoom para la formación de 7 semanas de un nuevo proyecto. La segunda semana, un hombre enciende el micro, se tira el pedo más largo que he escuchado en mi vida, y apaga el micro. Puedo ver a los demás riéndose en silencio por su error fatal, pensó que tenía el micro encendido y por eso decidió “apagar” su llamada.

Me pareció lo más destacable de la semana, ¡pero la siguiente el tipo volvió a hacerlo! Honestamente, la segunda vez me reí, pero empecé a plantearme si no sería una especie de demostración de autoridad.

Enlace

11.

Enseño en una clase online de la universidad para la que tengo que conducir una sesión semanal en vivo. Una mañana, estaba enseñando y un estudiante llegó tarde. Le dije, “¡Hola, (nombre del estudiante)! Gracias por unirte”. Ella contestó, “¡No digas mi nombre, perro!”, antes de darse cuenta de que su micro estaba encendido. Simplemente me reí.

Enlace

12.

Estaba produciendo un vídeo para los profesores de una universidad, sobre un tema médico concreto para un curso online. Tenía todo preparado para grabar el proceso, y los profesores me dijeron que tenían que reunirse un momento en la sala de al lado para charlar. Ya les había puesto sus micrófonos inalámbricos, así que cuando se senté junto a la cámara y me puse los auriculares pude escuchar la conversación —estaban criticándome, diciendo que no se podían creer que hubieran contratado a alguien tan joven, sin experiencia en su campo médico, mi aspecto, mi manera de hacer preguntas, etc. ¡Oops! Al final les produje un buen vídeo. Hoy en día, no me pongo los auriculares hasta que estoy a punto de grabar.

Enlace

Pexels

13.

Irónicamente, mi profesor de Tecnología olvidó apagar su micrófono, e inició una acalorada discusión por teléfono con su ex novia con la que tenía un hijo. ¿He mencionado que ella también era profesora en nuestra escuela? Sí, fueron los 5 minutos más incómodos de mi vida antes de que se diera cuenta.

Enlace

14.

Durante mi clase de Inglés, una chica olvidó apagar su micrófono. Mientras mi profesor estaba hablando, ella nos dejó sordos a todos los participantes en la llamada de Zoom, respondiendo las preguntas de su madre.

Su madre (en la distancia): “¿En qué clase estás?”

Ella (gritando): “¡Inglés!”

Su madre: “Oh, ¿la del profesor que está buenorro?”

Ella: “Sí, ese es”

Admito que mi profesor es bastante atractivo, pero lo que lo lleva a otro nivel es que tu propia madre esté involucrada. Afortunadamente, nuestro profesor es un tío tranquilo, y pensó que había sido divertido, simplemente advirtió a toda la clase de que mantuvieran sus micros apagados. La chica no dijo nada durante el resto de la clase.

Enlace

Y tú, ¿alguna vez has vivido alguna situación parecida?

Deja un comentario