Críticas a una mujer tras confesar que quiere más a su mascota que a su hijo: le parece mejor compañía

La mujer británica ha causado gran polémica por sus declaraciones.

El amor por los animales es algo que, a menudo, ocurre sin darnos cuenta. De pronto, caemos rendidos a nuestros nuevos compañeros que, sin saber cómo, revolucionan todo nuestro universo personal. Además, lo queramos o no, todos tenemos mucho que aprender de ellos.

Pexels

Por ejemplo, del modo en el que los perros nos aceptan como miembros de su propia manada, o la capacidad que tienen los gatos de enseñarnos su respeto y cariño con esas miradas intensas. La compañía de estos animales es de lo más enriquecedora, e incluso es positiva para nuestra salud física y mental.

Introducir un perro en la vida de un anciano le obliga a incorporar nuevas rutinas, pautas y obligaciones. De esta manera, le forzará a abrirse al mundo, incrementando los refuerzos positivos a través de las emociones de su nuevo compañero mientras le ayuda a combatir el sedentarismo. También es de lo más saludable que un niño crezca en compañía de animales, ya que les ayuda a ser más pacientes y respetuosos, y a establecer una conexión en la que el valor de los gestos y los afectos lo es todo.

Pero también hay beneficios para los adultos. Los animales nos aportan ese amor que tan extraño nos parece en ocasiones, ya que es un cariño que se ofrece a cambio de nada. Nos obligan a vivir “el aquí y ahora”, enseñándonos que no vale de nada retrasar un paseo o una caricia. Simplemente terminamos adorando tenerles cerca, como uno más de la familia.

Un gran ejemplo de este apego es Angela Garvin. Se trata de una mujer británica que causó una gran controversia: fue duramente criticada tras afirmar que quiere más a su mascota que a su esposo, y que a su propio hijo de 12 años.

Asegura que no exagera ni habla metafóricamente.

Según Angela, la relación con su perrito bulldog terrier francés, de nombre Frenchie, es más profunda y cercana que la que mantiene con cualquier otro humano. Esto incluye a su propio hijo Daniel. Para muchos será sorprendente, pero ella lo explica a la perfección.

This Morning

“Es un tipo diferente de amor. Es simplista. Él no tiene condiciones conmigo, en comparación con los seres humanos”, contó la mujer. Su historia ha dado la vuelta al mundo, llegando hasta la televisión de Estados Unidos.

En directo en el magacín This Morning, delante de la audiencia del plató, brutalmente honesta. Angela reconoció que pondría la vida de su cachorro por encima de toda su familia. “Amo a mi hijo y a mi esposo. Pero amo a Frenchie mucho más”, dijo la mujer en el programa, ante la estupefacción del público.

This Morning

Además, explicó que a medida que su hijo va creciendo, se ha convertido en alguien completamente independiente que comienza a hacer su propia vida: “Él sale a jugar con sus amigos, y en cambio Frenchie está siempre en casa”, explicó, asegurando que su cachorro jamás la abandonará.

En cuando a la situación con su esposo, Peter, la británica aseguró que ha aprendido a amar y comprender… aunque no está muy de acuerdo con el “exceso” de amor hacia su perrito. Sin embargo, ella siempre ha sido completamente sincera y no ha ocultado su favoritismo por Frenchie: “No hay ningún inconveniente emocional allí. Siempre es acogedor. Mientras que con las personas, tienen emociones”.

Angela tiene claro que no existe un vínculo mejor que el que tiene actualmente con su perro. En cuanto a su hijo, considera que ya es grande y que con el tiempo no necesitará tanta atención como antes; para entonces, se podrá dedicar a tiempo completo a cuidar de su amado can.

Y tú, ¿qué opinas de la relación de Angela con su perrito? ¿Crees que se puede llegar a querer a un animal tanto como a una persona?