¿Qué fue de Patricia Gaztañaga, de ‘El Diario de Patricia’? Te mostramos cómo es su nueva vida, y por qué dejó la televisión

“Y esta es mi historia, Patricia”.

Comenzó como un programa con pocas pretensiones en el que se debatían temas sensibles entre personas completamente anónimas. Poco a poco, precisamente por lo impredecible de estos invitados desconocidos, se convirtió en todo un fenómeno televisivo —y social—. Terminó dejando momentazos que ya son historia de la televisión española, y que siguen despertando una sonrisa entre quienes los vieron en directo, o años más tarde, en las redes sociales, ya convertidos en memes.

Se trata, por supuesto, de El Diario de Patricia. Toma su nombre de su primera presentadora, Patricia Gaztañaga, que estrenó el programa en el verano de 2001. El formato no bajó la persiana hasta cumplir su décimo aniversario, y por el camino dejó momentos históricos de esos que se quedaron grabados en la retina de los espectadores. Aunque no fue un camino de rosas, ya que también fue un formato de lo más criticado, sobre todo por la temática cubierta —conflictos familiares y sentimentales, principalmente— y el hecho de que se emitía en franja infantil.

A pesar de ello, gracias a las situaciones surrealistas y a los personas más variopintos, en sus mejores momentos el programa se llevaba una gran porción del share televisivo. Quizás por esto, este año han sido muchos los que se han acordado del programa de Antena 3. Durante la cuarentena obligatoria por la Covid-19, fueron muchos los que reclamaron que volviera.

Por supuesto, es imposible recordar el programa sin hablar de su presentadora más mítica. Y es que, aunque pasaron varios presentadores por el formato, la audiencia lo recuerda con el nombre de su presentadora original, Patricia Gaztañaga, que estuvo al frente del programa entre 2001 y 2008. Desde entonces y hasta ahora, se ha sabido poco de ella. ¿Cuál es su historia?

Gaztañaga es una presentadora española de televisión nacida en 1966 en Bilbao. Su labor profesional comenzó a la edad de 17 años en Los 40 Principales, y dos años después prosiguió en Radio Euskadi. Finalmente acabó fichando por la televisión pública vasca ETB, donde inició su carrera en la pequeña pantalla participando en el programa de música juvenil Semáforo Pop.

Una fábrica de momentazos de la televisión española.

Después de colaborar en varios programas de la ETB, encontró la popularidad a nivel regional con Ésta es mi gente, un programa que le serviría de ensayo para su papel en El Diario de Patricia. En Ésta es mi gente, los invitados más diversos aportaban sus testimonios vitales, y terminó convirtiéndose en un éxito de audiencia durante muchas temporadas en el País Vasco. Este programa fue su trampolín para El Diario de Patricia, el formato con el que en 2001 se hizo conocida para el gran público.

Sin embargo, en noviembre de 2006 dejó de dirigir el programa por su embarazo, siendo sustituida por Yolanda Vázquez. A principios de 2007, al regresar de su baja por maternidad, Gaztañaga pasó a conducir el talk show de lunes a jueves, mientras que Yolanda Vázquez fue la encargada de presentar los viernes hasta octubre de ese año. Vázquez sería más tarde sustituida por el mismísimo Juan y Medio.

En 2008, nuestra querida Patricia Gaztañaga propuso ella misma abandonar definitivamente el programa que tanto éxito le había dado. Antena 3 aprovechó para renovar por completo la estética del programa, y encaró su octava temporada con Sandra Daviú al frente de lunes a viernes. De esta manera, trataron de relanzar una audiencia que el año anterior había marcado mínimo histórico. El formato tenía los días contados.

Fue en el verano de 2011 cuando Antena 3 decidió dar un descanso a El Diario, después de 10 años de emisiones ininterrumpidas, asegurando a los espectadores su regreso tras las vacaciones. Sin embargo, durante el período estival la cadena emitió en ese mismo horario una versión diaria del concurso ¡Ahora Caigo!. El éxito fue apabullante, ya que dobló los datos conseguidos por El Diario en esa franja horaria.

Así, en septiembre Antena 3 tomó la decisión que los seguidores de El Diario temían: quitaron el programa de la parrilla tras diez años en emisión, y poco después disolvieron la redacción. Pero, ¿qué fue de Patricia Gaztañaga desde que abandonó el programa en 2008?

Pues bien, en 2009, nuestra protagonista cambió de cadena y de programa con el fallido Bodas Cruzadas de Cuatro. Volvió a Antena 3 en 2010 para presentar El Marco… programa que también se canceló al poco de empezar. Después de haber encadenado estos fracasos, la presentadora volvió a ETB, con otro programa que nuevamente se canceló al poco de salir en parrilla, el concurso Voy a Mil.

Posteriormente condujo Ongi etorri, un formato completamente nuevo en el que se presentaban las mejores casas del País Vasco. La última aparición televisiva que recordamos fue a principios de 2015, cuando Patricia se hizo cargo de Cuestión de Tiempo en La 1, un programa que recordaba al famoso Diario de Patricia pero que se grababa en la propia casa de los invitados. No pudo plantar cara al gigante Sálvame, con quien competía en el mismo horario.

Así es la vida de Patricia Gaztañaga.

En la actualidad, Gaztañaga está prácticamente desaparecida de la vida pública. A comienzos de 2017 regresó con una campaña que denunciaba el abandono de setters tras la temporada de caza, y en la que participaban rostros tan conocidos como Oscar de Marcos, Rafa Alkorta, Kepa Junkera o la propia Patricia.

Patricia Gaztañaga vive actualmente en Bilbao, en una casa con vistas al museo Guggenheim, tal y como mostró en su cuenta de Instagram durante el confinamiento. Allí vive junto a su marido y sus dos hijas, de 15 y 10 años. Creó una empresa junto a su pareja, Arzaga 2001 S. L., para desarrollar actividades dentro de la publicidad. Entre 2009 y 2014 tuvieron otro negocio, Nikobe 2009, que terminaron liquidando.

Ella está encantada con su nueva vida, tal y como se desprende de sus palabras en una entrevista que Jorge Javier Vázquez le ha hecho para su blog. “No tiene ninguna gana de volver a televisión. No echa de menos su trabajo ni un poquito. Y su discurso suena sincero, nada impostado”, afirmó el presentador de Sálvame. Tal y como resaltó Jorge Javier: “Me emociona ver a Patricia. Está divertida, alegre y vital pero con ese poso emocional que navega a veces en la melancolía porque vivir también implica a veces decir adioses”.

Hace unos días, la presentadora agradeció a Eduardo Casanova cuando pidió la vuelta del mítico formato a la televisión.

Sin embargo, Patricia no ha vuelto a la pequeña pantalla. Como suele decirse: “Y esta es mi historia, Patricia”.