Una fotógrafa rumana captura la esencia de la maternidad en diferentes países

El vínculo entre una madre y sus hijos es uno de los más poderosos que podemos encontrar en la naturaleza. La fortaleza de este lazo tiene una importancia grandísima, y no sólo en la infancia, sino durante toda la vida. Pero el vínculo no aparece cuando la madre toma en brazos al bebé por primera vez.

Pexels

La realidad es que empieza a formarse mucho antes, durante el embarazo. Y es posible que este sea un aspecto que no es tan conocido como debería.

De hecho, podemos entender la gestación como una auténtica simbiosis entre dos vidas. Porque hoy sabemos que se producen aportaciones en el sentido “inverso”, es decir, desde el hijo hacia la madre. Se han encontrado células fetales en órganos maternos, y sabemos que el traslado de las mismas comienza alrededor de la cuarta semana.

Después, permanecen para siempre en el cuerpo de la mujer. Y por su juventud, aportan una potente capacidad de regeneración. “Hoy existen datos de la participación de esas células, por ejemplo, en la reparación del corazón de madres que padecían cardiopatías”, apunta Natalia López, de la Universidad de Navarra, y una de los autores de un interesante informe sobre la comunicación materno-filial durante el embarazo.

Ser madre alrededor del mundo.

En casi todas las culturas se aprecia, se valora y se privilegia esta relación entre una madre y sus hijos. Lo sabe bien la fotógrafa rumana Mihaela Noroc, que un bien día lo dejó todo para irse a viajar por el mundo. Su intención era hacer fotos de mujeres diversas rodeadas de la esencia de su propia cultura.

Pero en su camino por 50 países distintos, Noroc consiguió también documentar y fotografiar diferentes ejemplos de maternidad, compartiendo las bellas historias de amor entre madres y sus hijos.

Ahora, por culpa del coronavirus, ha tenido que interrumpir su trabajo, “En enero, estábamos en China cuando un misterioso virus empezó a salir en las noticias. De vuelta en Europa, nadie se preocupaba, pero viendo lo que ocurría a nuestro alrededor, supe que nuestro mundo iba a cambiar mucho”, contó.

“Por fortuna pudimos volver a casa a salvo, en Rumanía, y encontrar una casa con patio durante el confinamiento. No podemos movernos, pero podemos al menos ver el cielo. Lo miro y me pregunto cuándo volveré a volar a otro destino”, se lamentó Noroc. Y no nos extraña: sus fotos son evocadoras de lo que significa ser madre en otros rincones del mundo, y tienen una belleza cautivadora.

Juliana y su hijo Alex, en los Andes, Perú.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Andrea, guía de aventuras, y su hijo Benjamin, en Islandia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Carmen y sus hijas Ranya y Zara, en Bucarest, Rumanía.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Mafalda y su hija, en Lisboa, Portugal.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Hijas y madre, en las calles de Rio de Janeiro, Brasil.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Arpita y su hijo, en Kolkata, India.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Shiori y su hija Kanade, en Tokyo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Tatiana y su hija Tonia, en París.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Joven madre con su hijo, en Chisinau, Moldavia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Madre siria con sus dos hijas, en un campo de refugiados en Grecia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Madre con sus dos hijas, en Guatemala.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Madre con su hija, en Kathmandu, Nepal.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Barbara y su hija Caterina, en Milán, Italia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Madre e hija, en Kathmandu, Nepal.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Madre e hijo, Australia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

La propia autora de las fotografías con su hija, Natalia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

¿Qué te han parecido? Cuéntanoslo en los comentarios.